martes, 19 de noviembre de 2013

El código en gestión documental, ¿una especie en extinción?

Navegando en la web, encontré un interesantísimo post de Susanth Kurunthil, un consultor en ECM -Enterprise Content Management- con 15 años de experiencia en tecnologías como Filenet, Alfresco, SharePoint, Kofax y Captiva. El título de este post es bastante duro:

"El ECM ya no necesita desarrolladores"

El título me obligó a leer el post. -¿Cómo puede este hombre decir esto?- Fue lo primero que pensé. La tesis de Kurunthil es que el mercado ECM se está dirigiendo hacia un escenario en el que no se quiere tener desarrolladores en plantilla para poder tener una solución de ECM que cubra las necesidades de la empresa, sino más bien aplicaciones flexibles y potentes que permitan configurar -no picando código- la manera en la que la herramienta cubra las necesidades de la empresa. 

En realidad, esta no es una tendencia única del ECM. Se llama especialización, y tiene que ver con que cada empresa se dedique a su core business, o aquello en lo que se supone que son buenos. ¿Por qué si nuestro negocio es la banca, tenemos que tener un equipo de 5 desarrolladores trabajando en una aplicación ECM que me podría proveer el mercado con menos complicaciones?

Creo que este es el punto de Kurunthil, aunque éste va más lejos. Kurunthil dice que este tipo de desarrolladores en plantilla se están convirtiendo en una especie en extinción, y que ellos lo saben y reaccionan en consecuencia con esa amenaza.  

Para ejemplificar este hecho, Kurunthil cuenta la historia de una petrolera inmensa de oriente medio. Ésta tenía un equipo de desarrolladores que construyeron la solución ECM de la compañía ellos mismos a partir de una conocida plataforma ECM. Lo que hizo este grupo de técnicos, fue llenar de múltiples parches la plataforma original y, como era natural, el resto de usuarios de la compañía no tardó en notarlo: La plataforma era insufrible. Tenían que llevar a cabo demasiado trabajo manual, la aplicación fallaba de forma constante y se convirtió en un dolor de cuello para el resto del personal. 

El director de IT se trajo entonces a un tío con mucha experiencia, un -Project Manager- que les solucionaría la vida. Efectivamente, el Project Manager era un máquina y en un año les había montando un completo sistema de gestión documental que solucionaba los dolores de cabeza del equipo de la petrolera. ¡Además, este ingeniero tenía previsto un roadmap de 5 años para el sistema ECM! 

Todos estaban felices...claro, todos menos el equipo de desarrolladores, que se veían ahora en serio peligro de desaparecer. Estos técnicos no se quedaron de brazos cruzados y convencieron al director IT para que se cargara al Project Manager, diciéndole que no hacía falta tanta gente, y que ellos solos se podían ocupar. Y esta, amigos mios, es la historia de como la brillante estructura de ECM planeada e implementada por el Project Manager para satisfacción de los usuarios de la compañía se fue al traste.

Yo, personalmente, no creo que todas las historias sean tan tristes, ni que en todas partes donde hay desarrolladores funcionen tan mal. Con lo que sí estoy de acuerdo, es con que cada vez más, las empresas exigen aplicaciones que no signifiquen implantaciones lentas y tortuosas, sino todo lo contrario, aplicaciones que funcionen bien "out-of-the-box".

¿Vosotros qué pensáis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

AddThis